Venezolanos: entre la gratitud, la estigmatización y el temor a la expulsión

0
215

Entre protestas sociales, y rumores de presuntos “vándalos”, 59 venezolanos fueron expulsados sin que, hasta ahora, se pruebe que hayan cometido algún delito. ¿Opta Colombia por la xenofobia, en vez de la integración?

Para Esteban, el sábado 23 de noviembre era un día normal de trabajo en Patio Bonito, en el suroccidente de Bogotá. Había llegado de Venezuela a Bogotá hacía 11 meses, y vivía con su esposa colombiana. Como “nunca había tenido problemas judiciales, ni en Venezuela ni en Colombia”, se sentía seguro. Esteban ya tenía un “puestico” en donde reparaba celulares y vendía cargadores. Ya ambos pensaban en traer a su hijo de Venezuela, para conformar una familia binacional, junto con la hija de su esposa colombiana. Esteban, como los demás 58 ciudadanos venezolanos expulsados solo dos días después, nunca pensaron que su nacionalidad fuera a ser un riesgo en Colombia.

“Eran las 8 y media de la mañana cuando bajé la calle a desayunar. Vi que una patrulla de policías de casco negro con una PM (Policía Militar) estaban pidiendo papeles. Y como yo no tenía nada que temer, me acerqué, pero solo quisieron saber mi nacionalidad. Cuando vieron que, en efecto, era venezolano, me subieron a una patrulla en donde ya habían recogido a otros 30 connacionales, algunos incluso con pasaporte y permiso legal. A varios, los habían sacado de sus trabajos, e incluso de sus casas”, narra Esteban a DW. 

Dos días antes, el jueves 21 de noviembre, se había llevado a cabo en Colombia un Paro Nacional, una multitudinaria protesta social sin precedentes, convocada por estudiantes, indígenas y centrales obreras, contra las políticas y las omisiones del Gobierno de Iván Duque, que lleva casi un año y medio en el poder. Pero ya antes, los intentos de deslegitimación e intimidación contra los organizadores y potenciales manifestantes eran grandes: la misma vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, trinó el 15 de noviembre diciendo que “para las protestas se viene promoviendo violencia desde afuera” y que “ya hay personas capturadas provenientes de Venezuela para afectar el orden público”. La Policía de Colombia no había presentado, ni hasta ese momento ni hasta el día de hoy, a un solo ciudadano venezolano infiltrado en las protestas del 21 de noviembre.

Continúe leyendo en:

https://www.dw.com/es/venezolanos-en-colombia-entre-la-gratitud-la-estigmatizaci%C3%B3n-y-el-temor-a-la-expulsi%C3%B3n/a-51934872

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here