Coronavirus y migración: | “Vamos a terminar en la calle y con hambre”

0
334

Daniel Pardo – Corresponsal de BBC Mundo en Colombia / Yanira González, coordinadora de la asociación de inmigrantes venezolanos en Cali, asegura estar “agobiada” y “desaborada”. Las líneas telefónicas de ayuda no hacen sino sonar. Cientos de venezolanos en esta ciudad del suroeste de Colombia la llaman en busca de auxilio.

“Justo ahora estoy teniendo un caso de suicidio”, le dice a BBC Mundo. Habla de un venezolano que fue encontrado por su familia “guindado del techo”. Se había ahorcado en medio del nerviosismo que ha generado la pandemia del coronavirus.

La familia no sabe por qué tomó la decisión de matarse, pese a que “él sí estaba muy triste”, según relataron a la asociación. Pero Yanira lo atribuye a la crisis sanitaria: “El virus es una amenaza más —explica—, todos tenemos riesgo de quedar en la calle porque no tenemos ingreso fijo y eso ha cambiado nuestra situación”.

Más de un tercio de los casi cinco millones de venezolanos que salieron de su país en los últimos años huyendo de la crisis están en Colombia, según Naciones Unidas. Y el 90% de ellos, según las autoridades colombianas, trabaja en la economía informal.

Decenas de organizaciones de derechos humanos han alertado que además de los adultos mayores, la población más vulnerable ante la expansión del covid-19 son los inmigrantes y refugiados, no solo porque viven en condiciones de hacinamiento, sino porque además dependen de la economía informal, congelada por las cuarentenas.

A la espera del Estado

El martes, decenas de personas protestaron en varias ciudades de Colombia debido a la crisis económica que se avecina por una cuarentena nacional de 19 días que empieza oficialmente este miércoles.

Varias ciudades, no obstante, ya completan una semana de aislamiento obligatorio.

Vendedores ambulantes, mensajeros y trabajadoras sexuales, entre otros laburantes informales, se reunieron frente a las alcaldías a exigir medidas para paliar el enfriamiento de sus sectores. Algunas protestas terminaron en disturbios con la policía.

La mayoría de los manifestantes, reportaron medios locales, eran venezolanos.

Vamos a salir a la Plaza de Bolívar a ver qué ayuda nos dan“, le dijo a BBC Mundo el venezolano William Aguilar, en referencia al principal espacio de protesta de Bogotá, donde decenas de personas acudieron el martes.

Aguilar, que cuenta que llegó al país hace dos años, es residente y coordinador de un “pagadiario“, un estilo de residencia donde 48 venezolanos, y algunos colombianos, viven por un cobro de 18.000 pesos el día (US$4).

“Ninguno de los que viven acá ha pagado en una semana y muchos ya no tienen comida, porque ya no tienen el trabajito de salir a la calle vendiendo, de meseros, en buses”, le relata a BBC Mundo.

El gobierno de Iván Duque anunció que 2,6 millones familias recibirán un promedio de 334.000 pesos (US$80) y 1,7 millones adultos mayores obtendrán 240.000 pesos (US$60) para enfrentar la crisis.

“Estos programas buscan proteger a más de 10 millones de colombianos, a los más vulnerables. Vamos a pasar estas tempestades sin hambre”, dijo Duque en una de sus ahora diarias alocuciones.

Sin embargo, el gobierno no ha anunciado medidas asistenciales para los venezolanos (salvo apoyo médico a los que están regularizados). Duque ha sido enfático en que Colombia necesita más recursos internacionales para enfrentar la crisis migratoria.

Según cifras de la ONU, los gobiernos latinoamericanos afectados por la crisis de migrantes venezolanos solo han recibido el 2% de los US$1.350 millones aprobados por organismos internacionales.

Puede continuar leyendo en:

https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-52029659

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here