Empeora la percepción sobre la migración venezolana

0
428

Malas noticias en la encuesta de www.migravenezuela.com

Los migrantes en cualquier parte del mundo suelen ser los extraños, los otros y, en determinadas circunstancias, pueden ser vistos como los responsables de los acontecimientos negativos y las penurias que la sociedad de acogida padece, aunque dichas dificultades hayan estado presentes antes de su llegada a la nueva comunidad.
Si la información en el seno de la sociedad de acogida es imprecisa, si no se ha trabajado en las razones que motivaron esa migración, si impera la incertidumbre, ese vacío será llenado con especulaciones y, como un simplificador social, surgirá la estigmatización del diferente como una forma de encontrar una razón y un culpable de lo sucedido.
La desinformación y las costumbres distintas alimentan el miedo en las personas hasta provocar el rechazo hacia el otro, pudiéndose llegar incluso hasta la agresión. Esto es lo que se denomina xenofobia. Y no hay sociedad protegida contra ese hecho social, aunque ésta sí puede, advertida de la existencia de xenofobia potencial, tomar decisiones a través de sus instituciones para evitarla e inhibirla.
El último sondeo de opinión realizado por el grupo editorial Semana, a través de su portal www.migravenezuela.com, no trae buenas noticias. Las cifras revelan que la sociedad va perdiendo paciencia frente a la migración y, en estos momentos de peculiar presión social provocada por la pandemia del coronavirus, se cierra y aprecia que una manera de protegerse es solicitar la exclusión del otro, del extraño.


Las cifras son elocuentes. La encuesta realizada en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Bucaramanga y otras 86 ciudades del país, revela, por ejemplo una reducción de 9 puntos porcentuales, de 37% a 28%, en los encuestados que consideran que la migración significa algún aporte para el desarrollo.

Esta cifra ya había descendido en la anterior medición de julio de 2019, por lo que de mantenerse esta tendencia será muy difícil aplicar con éxito cualquier decisión o política dirigida a la integracion de la migración.
También bajan en 10 puntos porcentuales, de 60% a 50%, los colombianos que piensan que hay que facilitar la obtención de empleo a la migración proveniente de Venezuela. Como es conocido, la gran mayoría de los venezolanos migra buscando trabajo para lograr procurarse su propia subsistencia y desarrollo, además de enviar recursos a sus familiares.
Se hace más compleja esta reflexión cuando esa “mala percepción” se presenta de manera creciente entre los estratos altos de la sociedad, que suelen tener una mayor capacidad para influir en el Estado y tomar decisiones que faciliten o no la integración.
No son alentadoras estas noticias para los migrantes provenientes de Venezuela pero, como en una moneda de dos caras, tampoco necesariamente son buenas noticias para la sociedad de acogida, sobretodo conociendo que estas dinámicas de movilidad humana cambian de dirección, se incrementan o disminuyen, sin que haya mucha capacidad de “protegerse” de ellas. Lo más inteligente que se puede hacer es mostrar empatía y comprensión.

https://bit.ly/35svI07

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here