Reflexiones desde el afecto

0
33

453 años de Caracas

“De 90 mil habitantes que tenía Caracas en 1909, pasó a un millón en 1954. Y de las obras faraónicas que ordenó construir Antonio Guzmán Blanco en el siglo XIX, surgieron novísimas estructuras como el Aula Magna de la Ciudad Universitaria, con sus móviles de Calder. La Pastora y sus casas antiguas, las curvas de El Calvario, el arco del puente Anauco, la iglesias de Santa Capilla y de la Santísima Trinidad son los valores que trascienden lo accidental.”

Antonio García Ponce.
Historiador y escritor.


“Caracas, la irrepetible. La malquerida. La bella e indócil ciudad de mis entrañas. En sus calles he vivido la plenitud y la debacle. Allí descubrí la poesía, las mujeres y la noche. En ella aprendí a ser animal urbano, hasta hacerla pulpa de mis libros y mis insomnios. Hoy es un cuchillo de nostalgia en mi pecho. He escrito ríos de tinta sobre ella y estoy condenado a seguir haciéndolo. Hoy brindo por Caracas desde ese duelo que es la distancia.”

Leonardo Padrón.
Escritor.

“El enclave geográfico donde está Caracas es paradisíaco. Entre 800 y 1.000 metros sobre el nivel del mar. Una primavera permanente en una urbe cosmopolita, también tejida por inmigrantes. Una ciudad que no puede llegar a ser una megalópolis y su topografía la acota entre las urbes de mediano tamaño. Cuando pienso en Caracas me vienen a la mente los vocablos: híbrido, mestizo, plural y democrático.”

Rafael Arráiz Lucca.
Historiador y escritor.

“Identifico a Caracas por la claridad de su cielo, el verdor de su cerro El Ávila, y la alegría de su gente. Estábamos acostumbrados a una gran variedad de ofertas culturales y hoy vivimos en una ciudad monótona y triste.”

Virginia Betancourt Valverde.
Socióloga y escritora.

“Caracas, ciudad gastronómica, lengua del mundo, mesa abundante en sabores de muchas culturas. Caracas dorada en atardeceres de papelón, amanecida en champañas y ron, envuelta en hojas de plátanos y hojaldres. Tu cielo, tu Ávila, tus verdes, tu azul, mi luz amor.”

María Fernanda Di Giacobbe.
Jefe de Cocina y empresaria.

“Caracas. Hace ya cinco años que no vivo allí, pero mis sueños —todos, pero sobre todo los más plácidos— suceden en sus calles, en su brisa fresca, en su trepidar. Entre su gente. Anido allí.”

Guillermo Barrios.
Arquitecto.


“Cuando me preguntan cómo estoy, respondo: entre los familiares y amigos, bien; en Venezuela, jodido, como estamos todos. Ahora agrego: entre este bien y semejante mal, Caracas.”

Alfredo Chacón.
Poeta.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here