El consenso Maduro entre Biden y Trump

0
297

Igual como ocurrió en las más recientes elecciones presidenciales colombianas, en Estados Unidos ambos candidatos coinciden en su rechazo pleno al gobierno usurpador de Nicolás Maduro.
En Colombia todos los candidatos prometieron a los electores que apoyarían a los venezolanos demócratas en su lucha contra la dictadura. Hasta Gustavo Petro, en otros tiempos incondicional de Hugo Chávez, declaro que sí, que lo de Venezuela era una dictadura.
Igual ocurre en los Estados Unidos. La relección de Trump asegura la continuidad del apoyo en la lucha contra el socialismo del siglo XXI. Pero de acuerdo con las recientes declaraciones de Biden, el candidato demócrata, del 6 de octubre, en un evento en el Sur de la Florida, si él resulta presidente ese apoyo no se interrumpirá.
Frente a un grupo de electores hispanos sus frases fueron contundentes: “Maduro, a quien he conocido, es un dictador, así de sencillo (…) Deberíamos estar liderando los esfuerzos internacionales para enfrentar la masiva crisis humanitaria en Venezuela (…) Los venezolanos necesitan nuestro apoyo para recuperar la democracia y reconstruir su país».
En realidad, no es noticia nueva. Es prudente recordar que las decisiones duras adoptadas por los Estados Unidos en tiempos recientes, incluyendo las sanciones y la confiscación de capitales y propiedades de autoridades chavistas, son políticas de Estado y no de gobierno que comenzaron a investigarse desde el gobierno Obama.
También es prudente no olvidar que en la visita de Juan Guaidó, a principios de este año, como invitado especial al parlamento estadounidense, las dos bancadas, tanto la demócrata como la republicana, se levantaron de sus sillas y aplaudieron de pie, en una larga ovación, al presidente interino de Venezuela.
En el futuro inmediato, independientemente de cuál sea el candidato ganador, todo indica que Estados Unidos continuará siendo uno de nuestros grandes aliados en la lucha contra el militarismo y lo crímenes de lesa humanidad de la cúpula cívico militar que mantiene secuestrada a Venezuela desde hace dos décadas.
Seguramente variarán las estrategias entre uno y otro gobierno. Pero nadie sabe cuánto. Quizás Biden querrá retomar la vía Obama del descongelamiento con Cuba, pero no ha dicho nada concreto. Tampoco Trump ha aclarado si va a hacer lo que no hizo en los cuatro años anteriores: la esperada invasión con los marines. Por ahora lo único claro es el consenso. No hay duda en que ambos candidatos rechazan el régimen de facto y convocan a la acción en su contra. Lo demás, los métodos, es un ejercicio anticipación científica. O especulación.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here