Forjando un nuevo liderazgo para Venezuela

0
252

Palabras de Benjamín Scharifker

En la conferencia inaugural del Programa de Fortalecimiento de Jóvenes Líderes para la Reconstrucción Democrática de Venezuela —organizado por el Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario, la Asociación Ávila Monserrate y National Endowment for Democracy (NED), el profesor Benjamin Scharifker, actual rector de la Universidad Metropolitana de Caracas y ex rector de la Universidad Simón Bolívar, recordó las palabras de filósofos, científicos y políticos para reflexionar sobre el papel del liderazgo en la construcción de un futuro democrático global.

“Lo más real de la vida son los encuentros”
Martin Buber

Vinculando las ideas de los filósofos Buber y Wittgenstein, Scharifker mostró cómo la fortaleza de un líder se expresa mediante el relacionamiento con otras personas a través de las palabras. Palabras que necesitan de los hechos para transmitir pensamientos y proposiciones que tengan sentido. La concordancia entre el pensamiento, la palabra y la acción es vital para los líderes transformadores cuyo fuego interno está cultivado por la verdad (los hechos), la honestidad y la autenticidad.

Es evidente que la conquista del espacio fue un gran trabajo de articulación de palabras, valores, conocimiento y acciones, como lo es también la preservación de la democracia.

“Los imperios del futuro son los imperios de la mente” Winston Churchill
Con esta frase el político inglés revelaba que la nueva realidad estaría creada a partir del pensamiento y del conocimiento, más que del poderío militar; una idea que nutre otra reflexión sobre el líder del futuro cuya influencia fluye a través de redes. Así como el centro del universo no es la tierra, lo cual corroboró Galileo Galilei en la Edad Media, el centro de la realidad no es el líder, este es un actor influyente y transformador en un entramado de pensamientos y hechos de los que participan muchos otros factores, conocimientos y palabras. Un líder entiende el valor del conocimiento para transformar la realidad, y la importancia de crear capacidades para que otros también la transformen. La evolución es una fuerza que suma miles de esfuerzos individuales.
Elegimos ir a la luna no porque sea fácil, sino porque es difícil, dijo J.F. Kennedy, porque es un reto estimulante que pone a prueba las capacidades de un país, un ejemplo, como muchos otros, donde los líderes visualizan metas trascendentales e influyen y convocan, a través de hechos y palabras, la energía y las voluntades de personas diversas y luchadoras para alcanzar grandes hazañas. Es evidente que la conquista del espacio fue un gran trabajo de articulación de palabras, valores, conocimiento y acciones, como lo es también la preservación de la democracia.

Ciudadanía y educación
La educación tiene el ritmo de quien lee y aprende por sí mismo, la creación y evolución del pensamiento sucede a una velocidad diferente a la de la propaganda, la desinformación y la pos verdad, tal vez porque ésta no obedece al inmediatismo, sino a los valores de verdad, honestidad y autenticidad. Un líder contemporáneo debe entender que la construcción de ciudadanía parte del reconocimiento del otro en un marco de pluralismo, tolerancia y responsabilidad y que la educación debe propiciar la vida en diversidad, libertad y justicia.
En este orden de ideas, el rector Scharifker puntualizó que las instituciones son indispensables, aún más en medio de los cambios que traen las tecnologías de comunicación e información, y que la pandemia profundiza; en este nuevo contexto, permiten nuevas formas de organización donde el valor de las personas no depende de su trabajo físico, sino de su aporte intelectual y creativo, y donde las instituciones promuevan condiciones de equidad, Inclusión, sostenibilidad económica y libertad.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here