La respuesta ciudadana

0
299

Consulta Popular

Para satisfacción de muchos y desconcierto de algunos, la reciente consulta popular promovida por las fuerzas democráticas venezolanas alrededor de tres preguntas logró movilizar masivamente a una ciudadanía ansiosa de derrotar el régimen de Nicolás Maduro, reconquistar la democracia y reconstruir el país.
Como se sabe, esta experiencia de participación directa se llevó a cabo del 7 al 12 de diciembre, tanto en el territorio venezolano, a pesar de los chantajes, las falencias de los servicios públicos y de la abierta represión oficialista, como en los espacios que la diáspora ha desplegado en las Américas y Europa fundamentalmente. En Colombia la respuesta de los venezolanos se hizo sentir, a pesar de que muchos están viviendo situaciones difíciles agravadas por la pandemia y la cuarentena. Bogotá, Medellín, Barranquilla, Cali y Cúcuta fueron las ciudades con más participación.
Los datos iniciales hablan de más de 6 millones 400 mil respuestas efectivas. Una cifra significativa si tomamos en cuenta las difíciles condiciones de todo tipo que se opusieron a la consulta, no solo las planteadas por el régimen sino también por ciertos sectores de la oposición que no veían utilidad alguna en esta convocatoria. Pero se expresó una mayoría palpable. De una manera muy definida el ciudadano se rebeló contra el miedo y la desesperanza.
Estos resultados contrastan con la devastadora abstención de los comicios parlamentarios del pasado 6 de diciembre en los que se puso de manifiesta la escasa participación del electorado.


Lo más importante es que la ciudadanía volvió a movilizarse y a expresar su necesidad de cambio político. Ahora le toca a la oposición legítima y no a la minúscula ‘oposición’ que se prestó a la farsa electoral del 6 de diciembre, proponer un programa estratégico para alcanzar el poder que no solo mantenga la participación de esos seis millones de venezolanos sino que atraiga a quienes por diversas razones no acudieron a responder la consulta. Es el momento del liderazgo de los sectores democráticos que no puede perder el norte de sus estrategias. Y sobre todo devolver la esperanza a los ciudadanos que necesita victorias.
El gobierno interino y legítimo goza de un significativo respaldo internacional que debe mantener y ahora debe intensificar las acciones internas para horadar la fortaleza militar del régimen. Debe echar las bases de una transición política para alcanzar el poder. Tarea nada fácil pero necesaria.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here