53% se ha sentido rechazado por ser venezolano

0
149

Informe sobre migrantes en Colombia

La fundación Juntos Se Puede realizó un estudio de campo denominado Análisis de vulnerabilidad y brechas de integración de población migrante en Colombia, con el apoyo de National Endowment for Democracy (NED), en el que resalta que es fundamental mejorar los procesos de integración de la población migrante y refugiada venezolana, a través de políticas públicas con enfoque de derechos.
En ese sentido, detallaron que 43,71% de los jóvenes en edad productiva ha crecido y se ha formado en medio del régimen chavista, por lo cual no ha conocido sino la desaparición del sistema democrático. “Podemos inferir sobre el poco conocimiento que tienen estos jóvenes sobre las virtudes del trabajo como derecho y como valor”.
El estudio indica que 56% de los encuestados afirmó que tenían miedo de perder la vida en Venezuela mientras que 97% manifestó que de no existir el escenario de conflictividad en el país, no hubiesen migrado.
En torno a la documentación de los migrantes, 53% de los venezolanos contestaron no poseer pasaporte en este momento, lo que les dificulta acceder al Permiso Especial de Permanencia (PEP) y por ende no poder adherirse a derechos humanos básicos.
En relación con el ámbito laboral de los venezolanos en Bogotá, precisa que aunque 54% dijo recibir un salario fijo, sólo 38% indicó poder pagar prestaciones sociales por lo que se infiere que sólo estos pertenecen a la economía formal y que, por el contrario, aproximadamente 62% de los venezolanos que viven en Bogotá se encuentran en la informalidad. 57% de los consultados recibe menos del sueldo mínimo y 32% sueldo mínimo.
Sobre las brechas por las diferencias en el entorno, 46% expresó sentirse afectado por el micro tráfico y consumo público de drogas en su lugar de residencia. Además, más de 70% afirmó que el bogotano es una persona cerrada y desconfiada (91% aproximadamente). Más de 50% se siente afectado por la estratificación social en Colombia.


Asimismo, el informe precisó que 51% de los encuestados ha presenciado hechos de xenofobia, como espectador o víctima, 53% se ha sentido rechazado por ser venezolano, 43% ha sido explotado laboralmente y 24% ha sido víctima de violencia física o psicológica.
Como parte de sus conclusiones y recomendaciones, la fundación Juntos Se Puede enfatizó que la exclusión pone en peligro la estabilidad democrática del país de acogida.
Con respecto al Estatuto Temporal de Protección para Venezolanos recomienda que debe ampliarse la discusión sobre sus alcances, ya que su implementación plantea la superación de los alcances del PEP en los sistemas financieros, la urgencia de articulación de los actores involucrados y la ausencia de protección para migrantes irregulares a futuro dejando un problema sin resolver.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here