Venezuela y el abismo económico

0
725

La caída de los precios del barril

El martes 21 de abril ofreció terribles noticias para el petróleo venezolano. El precio del crudo Merey cayó a 10 dólares por barril, luego del colapso del barril en EE.UU. por la baja demanda originada por la pandemia del coronavirus.
Es decir, la cotización venezolana retrocedió a niveles de 1998 cuando bordeaba los 9,8 dólares por barril. Este impacto se reflejará de forma aún más dramática en 6 meses, por la compra a futuro, por lo cual se espera una profunda recesión.
También el 21 de abril, TalCual informó que se paralizó el último de los taladros de perforación en Venezuela, perteneciente a la empresa Petropiar. Sin taladros no existe la posibilidad de reimpulsar la exploración y producción.
Según un despacho de Reuters de esa misma fecha, el presidente Maduro dijo: “Estamos preparados, nos hemos entrenado y a Venezuela no la detiene ni petróleo a 10, ni a menos 10 (dólares)”. Sin embargo, no ofreció medidas concretas.

El presidente Maduro acaba de destituir a Manuel Quevedo como presidente de Pdvsa y nombró en su cargo a Tareck El Aissami, vicepresidente de Economía.


A la caída de los precios hay que sumar que la producción venezolana ha disminuido de forma notoria. Oficialmente se habla de 700 millones de barriles diarios, mientras otras fuentes señalan menos de 500 mil. Pdvsa llegó a producir tres millones de barriles por día en la época anterior a Chávez.
¿Las refinerías? El Palito no funciona, Amuay se incendió, Cardón está cerrada. Puerto La Cruz no está operativa y los mejoradores de Jose en Anzoátegui están inactivos. Se anunció la llegada de catalizadores que serán usados para reactivar Cardón. Expertos dicen que allí hay gente capacitada para ponerla a funcionar.
En Venezuela tampoco se produce gasolina. El 26 de abril recibió un envío de 150.000 barriles de gasolina de una compañía del magnate naviero Wilmer Ruperti, cuando el país enfrenta la peor escasez de combustible en décadas.


El cargamento sólo aliviará en parte la crisis de combustible, pues la red de refinación de 1,3 millones de barriles por día (bpd) está colapsada por completo. Se afirma que esa gasolina irá a las centrales eléctricas para resolver parcialmente el problema de la escasa energía eléctrica.
Como el gobierno no tiene recursos en plena crisis económica, se plantea que la compra de gasolina se abra a la inversión privada.
El lunes 27, Reuters informó que Pdvsa propuso reestructurar la industria de forma radical para impulsar el papel de las empresas privadas. Sin embargo, muchas firmas se inhibirán por las sanciones económicas de EE.UU.
El presidente Maduro acaba de destituir a Manuel Quevedo como presidente de Pdvsa y nombró en su cargo a Tareck El Aissami, vicepresidente de Economía.
Algunos analistas consideran que las crisis económicas de las última décadas han conducido a guerras locales, sobre todo cuando hay petróleo, en el Medio Oriente.
Venezuela está al borde del abismo.

https://bit.ly/35pYQ8w

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here